0971 711 319

Mujeres privadas de libertad cierran curso de emprendedurismo

January 16, 2024

En el marco del Proyecto Social Mujeres de Esperanza, que fue adjudicado con USD 4.000 para ejecutar proyectos sociales e iniciativas académicas dentro de la convocatoria “Don Carlos–BID” para exbecarios del Programa Nacional de Becas en el Exterior “Don Carlos Antonio López” (BECAL), dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), mujeres privadas de libertad concluyeron curso de emprendedurismo y recibieron capital semilla, que consiste en Kits de productos de limpieza.

El acto de clausura se desarrolló en el Hogar Nueva Oportunidad (Régimen Semi Abierto) ubicado al costado del Centro Penitenciario de Mujeres Casa del Buen Pastor, uno de los centros beneficiarios del Proyecto implementado, con la iniciativa de la exbecaria Wilfrida Cristaldo. La ganadora del concurso del fondo concursable es docente y directora del Centro de Educación Media para personas jóvenes y adultas Nº 138, que funciona dentro del Centro Penitenciario para Mujeres Casa del Buen Pastor.

 

La profesional aplica, además, el Proyecto Social Mujeres de Esperanza en los centros educativos de Panchito López (Itauguá) y Virgen de Fátima (ambos hogares de adolescentes infractores de la ley), así como en el Centro Penitenciario de Mujeres Casa del Buen Pastor y en el Hogar Nueva Oportunidad.

En el Hogar Nueva Oportunidad se encuentran mujeres privadas de libertad, quienes ya están próximas a obtener su libertad y conviven con sus hijos menores, que fueron beneficiadas en las capacitaciones que se iniciaron el lunes 8 de enero.

Durante el acto de clausura, la encargada de Despacho de la Coordinación General de Programa BECAL, Alejandra Bogado, destacó la retribución a la sociedad a través de este proyecto y alentó a continuar desarrollando este tipo de propuestas en beneficio de la ciudadanía.

El proyecto de la exbecaria tiene como fin buscar estrategias económicas y desarrollar capacidades por medio del emprendimiento, donde los beneficiados puedan elaborar un plan de negocio, estudio de mercado y llevar a cabo un emprendimiento personal que surja de una necesidad real propia del encierro, así como el bajo costo de producción y comercialización de los mismos (productos de limpieza).

Compartir